trucos blogger

viernes, 27 de noviembre de 2009

El DC-3 en Argentina

La aviación militar contó con el primer DC-3 con motores Wright Cyclone, a principios de 1943 cuando adquirió a la empresa Air France el F-ARQJ, matriculado Nº 169 al incorporarse en mayo a la Agrupación Transporte. Recién en agosto llegarían otras dos aeronaves con las matrículas T-151 y T-172, modificadas luego a T-174 y T-175. Al año siguiente, otra modificación quitó un dígito a las matrículas que pasaron a ser T-16 (ex 169), T-17 (ex T-174), T-18 (ex T-175), y se agregaron el T-20, T-21, T-26 y un C-47 T-49 (que sería transformado a DC-3 y asignado al CJFAA), todos de reciente adquisición. En 1947, la Agrupación Transporte contaba en el II Grupo con una dotación de 16 bimotores DC-3/C-47. En 1950, la dotación fue similar incluyendo dos DC-3 a disposición del Ministerio de Aeronáutica (T-25 y T-67) , uno del CJFAA (T-49) y el T-19 en la EAM a disposición del Comando Aéreo de Institutos. Cuatro DC-3 (T-50, T-51, T-52 y T-53) fueron transformados a C-47, quedando la dotación, en 1951, con 17 aeronaves, 9 DC-3, 5 C-47 y 2 DC-3 a disposición del Ministerio y del CJFAA respectivamente. En 1955 se adquirieron cuatro C-47 en los EEUU y en 1958 fue transformado a C-47 el T-67 y rematriculado como T-31. El 16 de octubre de 1958 se produjo el primer accidente fatal con un DC-3, el T-19 que impactó a 2000 metros de la pista luego de un despegue nocturno de Trelew. En 1959 se asignaron las matrículas T-01 a T-30 para los Douglas DC-3 y T-31 a T-40 para los C-47. Ese mismo año se adquirieron en los EEUU dos C-47 (TC-33 y TC-34). Se comenzó a utilizar la sigla TC para los cargueros, cuya diferencia es el refuerzo del piso y la doble puerta del lado izquierdo. Se asignan dos C-47 para los cuatro grupos de CB, pero sólo la IV Br Ae recibió el C-47 TC-35. El 20 de setiembre de 1960, el Ministerio de Defensa asignó a la Secretaría de Aeronáutica 12 aeronaves Douglas DC-3/C-47 (diez C-47 y dos DC-3, de distintos modelos, todas con capacidad para 28 pasajeros), que habían sido adquiridas a Real Aerovías do Brasil por la Secretaría de Guerra. A estas aeronaves se las conoció como los bananeros. El 10 de diciembre de 1962 se incendió durante el despegue de la Estación Científica Ellsworth el C-47 TA-33 (ex TC-33), inutilizándose casi por completo, sin pérdida de vidas. El avión se había modificado en los talleres de la I Br Ae, colocándole motores de DC-4, tanques de combustible en el compartimiento de carga, esquíes y otros accesorios. Fue el primer avión de la FAA, que voló desde Río Gallegos y anevizó en la Antártida. Durante 1964 la I Br Ae mantuvo una dotación de 11 DC-3 y 5 C-47. La IV Br Ae, la EAM, ILM y TRC tuvieron asignado un C-47 y la DGCAA un DC-3, el T-20, rematriculado luego LQ-CAA, siendo el total en la FAA de 21 aeronaves DC-3/C-47.

TC-34 en Ezpeleta.
También en 1964 se modificó otro DC-3/C-47 para tareas antárticas, el T-31 con la nariz y cola del T-21 accidentado, que se transformó en el TA-05 al que se le instaló una turbina Marboré IIIC-3 en el cono de cola, convirtiéndose así en un ejemplar único en el mundo con esas características. Bautizado El Montañés realizó el primer vuelo transpolar de la FAA en diciembre de 1965. En 1966, al levantar las rutas intertroncales en la Patagonia, al sur de Comodoro Rivadavia y en la Tierra del Fuego, la empresa Aerolíneas Argentinas transfirió a la FAA doce aeronaves Douglas DC-3/C-47, que se sumaron a la dotación del Grupo 1 de Transporte de la I Br Ae. LADE se hizo cargo de estos servicios con tripulaciones del Grupo 1. En realidad eran todos C-47A (8 transformados a DC-3), adquiridos originariamente por Aeroposta y ZONDA que luego pasaron a propiedad de Aerolíneas. Algunos de estos tenían configuración mixta, con ocho o doce asientos para pasajeros inmediatamente detrás de la cabina de pilotos, una mampara con puerta y el compartimiento de carga. Ese mismo año, se incorporaron a la dotación de Grupo 1, dos aeronaves HC-47A matriculadas TA-06 y TA-07, caracterizadas por una naríz diferente debido al radome, una mayor autonomía por disponer de dos tanques más de combustible en los planos y estar equipada con un GTC (Gas Turbo Compresor) para las puestas en marcha.

El LV-BEH en SAME.
En 1967 la dotación de la I Br Ae fue de 30 aeronaves DC-3/C-47/HC-47A, con las siguientes matrículas: DC-3: T-02, T-03, T-04, T-08, T-09, T-10, T-11, T-12, T-14, T-16, T-22, T-23, T-24, T-25, T-26, T-39 y T-40 (asignado al CJFAA); el LQ-ACF (S-3) y el S-4 de la Secretaría de Salud Pública de la Nación, los C-47: TC-15, TC-17, TC-19, TC-20, TC-21, TC-32, TC-34 y E-304, el TA-05 y los HC-47A TA-06 y TA-07; estos últimos se asignarían a fines de 1967 al recién creado Escuadrón de Tareas Especiales de la BAM Tandil. Continuaban con C-47 la IV Br Ae, EAM, ILM y TRC; con un DC-3 la DGCAA, siendo el total en la FAA de 35 aeronaves DC-3/C-47, incluídas las que habían pertenecido a la Secretaría de Salud Pública de la Nación y transferidas a la FAA ese año. En 1969 se desprogramaron los asignados a la la I Br Ae, a partir de su vencimiento para inspección de 1500 horas y superiores. La unidad, asiento original de estos aviones desde 1943, no tuvo asignación de este material y de los 28 aviones DC-3/C-47 existentes en ese momento, 16 estaban asignados a otras unidades de la FAA, y el resto, donados, vendidos o dados de baja. El 5 de mayo de 1969 ocurrió el segundo accidente fatal con una de estas aeronaves, el C-47 TC-28, asignado al TRC, que al intentar aterrizar con el timón de profundidad trabado, se incendió y destruyó completamente pereciendo los 5 tripulantes y 6 pasajeros.


El TC-33 en Baradero.

Desde 1943 hasta la incorporación de los dos HC-47 en 1966, el total de aeronaves adquiridas o transferidas a la FAA fueron 50 unidades. En 1990 se desactivaron los dos últimos ejemplares, el C-47 TC-21 por vencimiento de célula y el HC-47A TC-37 (ex TA-07), ambos del Area Material Río Cuarto. Casi todos los aviones que dotaron a la FAA estaban impulsados por dos motores Pratt & Whitney R-1830-92/65 que entregaban 1200 hp, de 14 cilindros, con hélices tripala. Operaban con cinco tripulantes: piloto, copiloto, radiooperador, mecánico de vuelo y comisario de abordo. En los HC-47A había además un puesto para navegador y poseían APU.Se utilizaron para vuelos LADE, CAME, STAM, lanzamiento de paracaidistas, transporte de personal y vuelos logísticos, dentro y fuera del país.


El TA-05 del MNA.
Fuente y agradecimiento: fuente no identificada.
Fotografia: Fabian Pesikonis.

No hay comentarios: